Casi el doble de niñas y niños disfruta su derecho a la identidad en Guerrero gracias a módulos de registro de nacimiento en hospitales generales y comunitarios.

En Guerrero, se están observando avances importantes en el registro oportuno de nacimientos y el abatimiento del subregistro gracias a la instalación de módulos de registro de nacimiento desde 2015 en hospitales generales y comunitarios y a estrategias complementarias como brigadas y visitas domiciliarias.

A través de los módulos de registro en los hospitales de Guerrero, en el período de enero a abril de 2016, se registraron 3,371 niñas y 3,609 niños, es decir, 6,980 personas en total. Esta cifra fue casi el doble de la lograda en el año 2015 durante el mismo período.

De manera complementaria, personal de los módulos realiza brigadas y visitas domiciliarias en las localidades rurales aledañas a los municipios donde están instalados los módulos, con la finalidad de promover acciones que contribuyan a garantizar el derecho a la identidad a través del abatimiento del subregistro.

Antecedentes.

La identidad es un derecho fundamental, y el registro de nacimiento es la puerta de entrada para que niñas y niños puedan acceder a servicios básicos de salud y educación y para ejercer plenamente sus derechos.

En los últimos años, se ha logrado tener avances significativos en la garantía de este derecho en América Latina y el Caribe. Pasando de un 82% de las niñas y niños menores de 5 años registrados en 2006, a un 90% en el 2010.

El aumento en el registro de nacimientos de las niñas y niños menores de 5 años se atribuye, entre otros factores, a estrategias que facilitan el registro en las comunidades que enfrentan barreras geográficas para acceder a las oficinas del registro civil y cabeceras municipales, que carecen de servicios públicos y enfrentan condiciones de pobreza. Por ejemplo, para tener resultados sostenibles, más de 16 países latinoamericanos han instalado módulos del registro civil en hospitales públicos y otras instancias de salud, con el fin de establecer un lugar físico permanente para registrar los nacimientos donde se concentra el mayor número de personas beneficiarias.

En el caso de México, desde varios años se está implementando la práctica de instalar módulos de registro civil en los hospitales y centros de salud, con el objetivo de brindar el registro de nacimientos de manera oportuna y reducir la brecha entre el momento de nacimiento y el de registro.

Además, con la finalidad de garantizar el derecho a la identidad a nivel nacional y eliminar las brechas económicas que dificultan su ejercicio, en 2014, se aprobó la adición del párrafo octavo al artículo 4 de la Constitución, que establece que todas las entidades federativas deben garantizar el registro de nacimiento universal, oportuno y gratuito, además de incluir el mandato de expedir sin costo la primera copia certificada del acta de nacimiento.

Sin embargo, todavía hay grandes retos. De acuerdo con la Encuesta Intercensal 2015, a nivel nacional el 20.6% de las niñas y niños recién nacidos no son registrados antes de cumplir su primer año de vida. En Chiapas, el porcentaje de no registro es de 40.3% y para Guerrero es de 31.5%.

Los módulos de registro hospitalario de nacimiento en Guerrero.

1

En Guerrero, que presenta una tasa de registro oportuno de nacimiento considerablemente menor que el promedio nacional, con cobertura de 68.5%, según la Encuesta Intercensal 2015, se han instalado desde 1989 un total de 52 módulos del registro civil en hospitales generales y comunitarios en 46 municipios del estado, de los cuáles 48% fueron instalados durante 2015, con lo que se ha alcanzado a cubrir 57% de todos los municipios de la entidad.

Desde septiembre de 2015, en los módulos hospitalarios del estado de Guerrero, los registros de nacimientos y la expedición de la primera copia certificada del acta de registro de nacimiento son gratuitos para niñas y niños recién nacidos. Así ha quedado establecido en la última modificación al Código Civil del Estado Libre y Soberano de Guerrero, con número 358 de enero de 2015.

A partir de dicha modificación y gracias al trabajo interinstitucional que han realizado para abatir el subregistro, la Coordinación Técnica del Sistema Estatal del Registro Civil (CTSERC), la Secretaría General de Gobierno, la Secretaría de Salud y el Sistema Estatal de Desarrollo Integral de la Familia (DIF) en Guerrero, se ha consolidado la buena práctica de la instalación de módulos hospitalarios del registro civil iniciada en 1989 en la ciudad de Acapulco.

La política de la instalación de los módulos hospitalarios está dirigida a eliminar barreras y brechas existentes a nivel estatal en materia de derecho a la identidad, por ello en su instalación se han priorizado a los municipios que presentan mayores grados de marginación y pobreza estructural, menor índice de Desarrollo Humano, así como las mayores tasas de subregistro, las cuales son más agudas en las regiones Montaña y Costa Chica, compuestas mayoritariamente por población indígena. De esta manera, la localización de los módulos busca reforzar la presencia de personal del registro civil y reducir la dificultad de acceder al registro oportuno y gratuito que enfrenta esa población.

Lo anterior es clave en el estado de Guerrero, donde 42% de las personas viven en localidades rurales, casi la mitad de la población del estado (41.8%) reside en 7,289 localidades, de las cuales el 98.1% tienen menos de 2,500 habitantes, de acuerdo con INEGI (2010).

Por otra parte, la expansión de la cobertura de los módulos ha ido acompañada de un proceso de fortalecimiento de capacidades, enfoque de infancia y profesionalización de personal de varias instituciones relacionadas con la promoción del registro oportuno, universal y gratuito.

De esta manera, con la asistencia de UNICEF, se ha logrado involucrar, además del personal de los módulos, al sector salud, asuntos indígenas y comunidades afromexicanas, a los sistemas DIF estatal y municipales, así como a las oficialías de registro civil municipales, en la coordinación de acciones interinstitucionales que redunden en la garantía del derecho a la identidad a través de la ampliación de las medidas de promoción y atención directa a población sin cobertura del registro civil.

Resultados.

La presencia de personal del registro civil y la instalación de los módulos en los centros hospitalarios ha contribuido a impactar significativamente en aquellos municipios con bajas tasas de registro. Deja constancia de ello el gran incremento de la atención en los módulos que, como ya se mencionó anteriormente, se ha duplicado entre 2015 y 2016.

Un aspecto crucial para lograr lo anterior ha sido el rol proactivo del personal de los módulos, quienes también realizan brigadas y visitas domiciliarias en las localidades rurales aledañas a los municipios de las regiones donde se sitúan los módulos hospitalarios con la finalidad de promover acciones que contribuyan al abatimiento del subregistro.

A manera de síntesis, podría señalarse que el fortalecimiento de la política de la instalación de módulos de registro de nacimiento en hospitales generales y comunitarios del estado de Guerrero, ha contribuido a reducir barreras que dificultan la garantía del derecho a la identidad, gracias a que:

  • ha estado acompañada de la adecuación del marco legal y del procedimiento administrativo;
  • se han disminuido los costos directos (al constituirse en un trámite gratuito) e indirectos (al acercar los módulos a los lugares de nacimiento y reduciendo los gastos de transporte de las familias) relacionados con el registro de nacimiento;
  • se ha facilitado el acceso de los servicios registrales a población ubicada en regiones marginadas o de difícil acceso geográfico; y
  • ha estado acompañada de acciones proactivas de promoción del ejercicio de derechos, mediante realización de campañas de difusión y brigadas de registro de nacimiento.

En el marco de la presentación del Informe de Avances de 10 por la Infancia 2011-2016 en Zacatecas, se destacó el Programa Estatal de Prevención y Atención de la Violencia Escolar.

Al respecto, en la sección de avance cualitativo del punto 10 de dicho Informe, se dice:

“A través de la Secretaría de Seguridad Pública se implementó el Programa Estatal de Prevención y Atención de la Violencia Escolar, creando Salas de Construcción de Paz y Justicia, que son espacios diseñados para la gestión preventiva de la violencia, solución pacífica de conflictos y formación continua de mediadores como Constructores de Paz.

“La implementación de estos espacios implica la participación de maestras/os, alumnas/os y madres y padres de familia realizando diagnósticos participativos en cada uno de los planteles educativos, para posteriormente impartir seminarios sobre el modelo de Intervención Restaurativa, hacia una cultura de paz, inclusión y tolerancia.”


En la presentación del Informe de Avances de 10 por la Infancia 2011-2016 en Zacatecas, se destacó la construcción de la casa hogar para niñas, niños y adolescentes.

Al respecto, en la sección de avance cualitativo del punto 2 de dicho Informe, se dice:

“Con la finalidad de salvaguardar a las niñas, niños o adolescentes en situación de violencia, que por el momento no pueden ser reintegrados a un contexto favorable, con una inversión de más de 39 millones de pesos se construyó la Casa Hogar para Jóvenes de Zacatecas, como un espacio agradable y decoroso para albergar a las y los adolescentes zacatecanos que por diversas circunstancias de la vida, tienen que estar bajo la custodia del Sistema DIF Estatal.

“Dicha casa tiene capacidad para albergar a 60 jóvenes, a quienes se proporciona albergue, alimentación, vestido, calzado, atención médica y psicológica, jurídica etc., siendo un conjunto ideal que cuenta con los servicios y espacios suficientes para que las y los adolescentes tengan las facilidades necesarias para su sano desarrollo físico, psicológico y emocional.”


El estado de Zacatecas se adhirió a la Iniciativa 10 por la Infancia el 13 de octubre de 2015 a través de la firma del Gobernador Constitucional, Lic. Miguel Alonso Reyes, y las personas representantes de los poderes Legislativo y Judicial. Adicionalmente, se adhirieron los 58 municipios del estado a través de sus presidentas y presidentes municipales.

A un año de su adhesión, el Informe de Avances de 10 por la Infancia 2011-2016 representa el fruto de una reflexión interinstitucional profunda, que permitió a las diferentes instancias precisar y afianzar las metas y los indicadores que sirven para darle seguimiento a las 10 acciones prioritarias de dicha iniciativa.


GOBIERNO DE BCS Y UNICEF SE UNEN A TRAVÉS DE LA RED POR LOS DERECHOS DE LA INFANCIA EN MÉXICO

 

El Informante BCS

20 de mayo 2016

La Paz, Baja California Sur.- En el marco de la creación del Sistema Estatal de Protección Integral de las Niñas, Niños y Adolescentes en el estado de Baja California Sur (Sepinna), el Gobierno del Estado signó convenio de colaboración con laRed por los Derechos de la Infancia en México (Redim) y el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef), a fin de implementar en la media península las 10 medidas estratégicas para la garantía de los derechos de la niñez y adolescencia, proyecto conocido como “10 x Infancia”.

La profesora Adela Gonzáles Moreno, elegida presidenta del Sepinna, explica que este sistema se ha aplicado antes en 28 estados de México, siendo Baja California Sur (BCS) el número 29, y que se conforma por un consejo que integran “todos los secretarios de gobierno”, en coordinación con autoridades de los 5 ayuntamientos.

“Vamos a localizar, vamos a detectar, si está habiendo buena atención para los niños indígenas, niños migrantes y niños en situación de vulnerabilidad […] Lo que nos preocupa es que se han detectado muchos niños que realizan trabajos que no son acordes con su edad y, por supuesto, mal pagados, utilizados, y se está viendo que los adolescentes están en la misma situación […] Todos los municipios tienen algo en lo que se tiene que trabajar, pero están los foquitos más prendidos en el municipio de Los Cabos y en el municipio de Mulegé”.

Estuvo presente en la firma de acuerdos la representante de la Unicef en México, Isabel Crowley, quien abundó en la relevancia de observar a niñas y niños como objeto de derecho, pues en el país viven alrededor de 40 millones de niños, lo que significa 1 de cada 3 mexicanos.

Además, destacó que los puntos esenciales de la iniciativa “10 x Infancia” son crear un sistema integral de garantía de derechos de niñas, niños y adolescentes, en este caso el Sepinna; prevenir, atender y sancionar efectivamente todas las formas de violencia contra las niñas, niños y adolescentes; garantizar que el 100 por ciento de los recién nacidos sean registrados; lograr justicia para adolescentes que enfrenten procesos; certificar el desarrollo integral infantil; reducir al máximo posible la mortalidad materna y la mortalidad infantil; ofrecer de forma prioritaria nutrición y vida saludable a niños, niñas y adolecentes; iniciar una estrategia de inclusión educativa; y buscar la reducción de la deserción de educación media superior.

Por su parte, la presidenta honoraria del Sistema Estatal para el Desarrollo Integral de la Familia (SEDIF), Gabriela Velázquez de Mendoza, señaló que en BCS es necesaria “una verdadera protección integral” para el sector comprendido por niños y adolescentes, asegurando que con la unión a la Redim, la Unicef y la creación del Sepinna, “el Gobierno de Baja California Sur consolida con mayor ímpetu el deber que tiene frente a la niñez y la adolescencia”, además de subrayar que se trata de “una clara muestra” de que en estos temas la administración estatal no bajará “la guardia”.

El gobernador Carlos Mendoza Davis expuso que el futuro no se trata de una abstracción sino de un proceso de construcción, para explicar cómo el convenio recién alcanzado, así como la creación del nuevo sistema de protección a menores, evidencia la arquitectura del porvenir sudcaliforniano, sostenido por la calidad de vida, seguridad y oportunidades que se le otorga al bien más preciado de una sociedad, la niñez.